Trucos para que no te duelan los pies con tacones

El uso de tacones da lugar a numerosos problemas en los pies

Esto se debe a que la distribución de la carga entre la zona anterior y posterior del pie se desequilibra , así como a la estrechez de los mismos  y a medida que se aumenta los centímetros de tacón aumenta el porcentaje de masa corporal que soporta la zona delantera del pie ( antepié) dando lugar a diversos problemas:

 

  • Cambios en la postura general del cuerpo
  • Dolor articular ( tobillo y articulaciones metatarsofalángicas)
  • Dolor y contractura muscular en la extremidad inferior
  • Otras patologías como juanete, callosidades , ampollas etc.

La verdad es que este tipo de calzado hace mucho daño a nuestros pies y recomendamos evitarlos.

Las mujeres consideramos que este calzado nos hace lucir más esbeltas y elegantes, pero no es el calzado adecuado para hacer otras actividades como ir de comprar o ir al trabajo.

 

Es importante, destacar que los pies son los que soportan el peso de nuestro cuerpo de forma equilibrada y balanceada. Cuando utilizamos un calzado inapropiado como los tacones los pies quedan inclinados y el peso de nuestro cuerpo se desplaza hacia delante provocando una serie de lesiones.

Trastornos o lesiones que podemos sufrir

  • Lesiones musculo esqueléticas.
  • Dolores de cadera y pies.
  • Lesiones en las rodillas.
  • Dedos de garra o martillo.
  • Juanetes.
  • Lesiones en los tendones.
  • Artritis.
  • Dolores musculares.
  • Esguince.
  • Artrosis.
  • Neuroma de Morton. Debido a que aqueja a los dedos produce dolor, hormigueo y ardor, que va empeorando al caminar. Esto se debe a la presión excesiva sobre la punta del pies

 

A pesar de ello, en ocasiones especiales y puntuales se utilizan, por lo que os señalamos algunos consejos:

Tacones con plataforma. Al utilizar tacones con plataforma anterior disminuye la diferencia de carga entre zona anterior y posterior.

Altura media. Una altura de alrededor de los 3 cm es la ideal para prevenir sobrecargas y efectos indeseados, ya que la distribución es lo más cercana a 50 % en ambas zonas.

Pala ancha. Evitar calzado con punta estrecha para evitar deformidades óseas en los dedos, callos, ampollas.

Número adecuado. Si el calzado es más holgado de lo que se debe, el pie no va sujeto por lo que se puede desplazar y generar fricciones o inestabilidad al andar. También es aconsejable utilizar tacón con sujeción a nivel del tobillo.

Suela de goma.Con la suela de goma evitamos resbalones y torceduraas de tobillo .

 

Si aún así deseas continuar usando los zapatos de tacón te recomendamos:

  1. Aprende a caminar con ellos poco a poco para que evites lesiones o traumatismos.
  2. Alterna la altura del tacón.
  3. Usa plantillas específicas para evitar el dolor por causa de la presión.
  4. Cuida de tus pies con frecuencia.
  5. Haz ejercicios para fortalecimiento de las piernas como correr o caminar.

Ante cualquier duda sobre el uso de calzado de tacón o patologías relacionadas con los  mismos , acude a tu podólogo de confianza.

En caso de tener cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Pie Vital, estaremos encantados de poder ayudarte y resolver tus dudas.

Si te  ha gustado este artículo, compártelo con tus amig@s!

ES: mejorconsalud, webconsultas, pixabay

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *