La masoterapia se usa en los procesos de rehabilitación de un gran número de patologías. Es una herramienta más de la que disponemos para la rehabilitación.

Si el objetivo es terapéutico (para tratar una lesión), solo podrá ser realizada por nuestro fisioterapeuta. En cambio si es un masaje relajante o deportivo en el que no existe lesión previa, puede ser realizado también por quiromasajistas.

El masaje se aplica en partes blandas (musculaturas, órganos y, en casos aislados, en tendones, como en la aplicación de la técnica Ciryax). El objetivo del masaje puede ser descontracturante, relajante o para facilitar la circulación debido a un edema.

Tipos de masoterapia:

Masaje deportivo: masaje orientado a las personas que practican deporte. Encontramos 3 tipos

  • Masaje pre-competicion: Este tipo de masaje sirve para preparar al deportista para la competición.
  • Masaje post-competicion: Ayuda a reducir la fatiga provocada por la competición y a relajar la musculatura.
  • Tratamiento de lesiones: Intenta recuperar diferentes patologías con esguinces, calambres, contracturas, inflamaciones, etc.

Dentro del masaje deportivo, se ha puesto de moda últimamente el auto masaje liberador miofascial. Consiste en usar un rodillo de espuma y deslizar la zona a tratar por este rodillo con el objetivo de desenganchar la fascia (tejido que envuelve la musculatura). De esta manera el musculo queda menos tensionado y mejora su funcionalidad.

Masaje relajante: sirve para relajarse y así poder superar un día de stress o desconectar, liberando endorfinas y eliminando la tensión.

Masaje terapéutico: debido a una lesión, se utiliza el masaje para aliviar dolores y poder mejorar la movilidad. El objetivo es recuperar la normalidad en las actividades de la vida diaria.

Masaje estético: sirve para eliminar toxinas de la piel y eliminar las secreciones de las glándulas sebáceas y reafirmar la piel. Uno de los masajes estéticos más comunes es el tratamiento de la celulitis.

Antes de empezar una sesión de masaje es importante que el paciente esté cómodo y relajado, normalmente estará estirado en la camilla. Nuestro fisioterapeuta suele utilizar aceite o crema para masaje, para facilitar el trabajo de las manos y evitar que el roce provoque rozaduras en la piel del paciente. Nuestro experto se untará las manos con el aceite o crema, nunca lo echará en la piel del paciente y se frotará las manos para que las mismas y la crema cojan temperatura y el paciente no tenga una sensación de frío que lo pudiera incomodar.

Efectos del masaje

El masaje debido a sus características de acción, crea una serie de efectos en distintas zonas del cuerpo que ahora pasaremos a ver:

  • Piel. La acción de las manos sobre la piel provoca que esta se estimule, aumentando vasodilatación de los capilares existentes en la zona del masaje. Esto hace que aumente la temperatura de los tejidos tratados entre 2 y 3ºC. Este calor facilita que los tejidos se relajen y se ablanden y así facilitan la elasticidad de la piel.
  • Sistema circulatorio. La presión ejercida por la masoterapia hace que aumente el aporte sanguíneo a la zona tratada, esto ayuda a oxigenar la zona y a eliminar los productos de desecho de las células.
  • Sistema muscular. El masaje estimula las fibras musculares, aumentado y mejorando su actividad. De la misma manera que en la piel, los capilares musculares también reaccionan al masaje aportando mas nutrientes a las células musculares. De la misma manera, también se puede relajar la musculatura contracturada o en tensión.
  • Sistema osteoarticular. Al relajar y mejorar la dinámica muscular y de la piel, se consigue, de manera indirecta, mejorar la movilidad de las articulaciones, aumentando la amplitud de movimiento articular.
  • Sistema nervioso. Como hemos comentado antes, aumenta la excitabilidad de la fibra muscular, gracias a la mejora de las conexiones entre la musculatura y el sistema nervioso (sinapsis).
  • Aparato digestivo. El masaje sobre el abdomen, ayuda a mejorar la motilidad intestinal (acción que realizan los intestinos para absorber los nutrientes y expulsar los desechos).

Indicaciones

A continuación vamos a ver cuáles son algunas de las principales indicaciones para utilizar la masoterapia como tratamiento:

  • Reducción del dolor sobretodo en lesiones traumáticas como esguinces,  golpes, caídas, alteraciones tendinosas, etc.
  • Ayudar en la relajación tanto mental como física.
  • Mejorar la circulación sanguínea en el tratamiento de varices, problemas de retorno venoso, absorción de hematomas, etc
  • Mantener el tono muscular estimulando las fibras musculares, se evita la atrofia (en paciente encamados, por ejemplo)

Siga siempre las indicaciones de nuestro terapeuta, respetar los tiempos de recuperación, ejercicios recomendados para hacer desde tu hogar y tratamientos prescritos.