Secretos para cuidar los pies correctamente

Los pies son el soporte de nuestro cuerpo sostiene el doble del peso corporal del cuerpo diariamente, es por ello, la importancia de cuidar adecuadamente los pies. Un motivo más que suficiente para prestarle una atención especial, así como, lo haces con cualquier otra parte de tu cuerpo.

La gran mayoría de las mujeres han sentido, ocasionalmente, dolores en los pies al menos una vez en su vida, lo que les ha generado dolores de espaldas y en las articulaciones.

La diferencia entre sentir dolor o no es cuidar los pies apropiadamente, y por razones estéticas es mejor que luzcan bonitos todo el año.

Hoy queremos darte algunos secretos, consejos o recomendaciones para cuidar tus pies correctamente, así que presta mucha atención.

Toma en cuenta que cuidar tus pies es tan importante como velar por tu rostro, cabello, cuerpo entre otros.

Una de las cosas que perdemos de vista son los pies y mantenerlos cuidados y sanos nos evita agotamiento y cansancio.

  • Limpiar y exfoliar. Si tienes los pies secos y agrietados es importante que los exfolies al menos unas o dos veces por semana. Hazlo siempre antes de ducharte y masajea suavemente por varios minutos. Posteriormente lava los pies con agua. Puedes utilizar cualquier exfoliante corporal o un exfoliante de pies suave éstos eliminarán todas las células muertas de tus pies y la piel áspera y dejará tus pies suaves.
  • Cuida tus uñas. Es importante que las uñas las mantengas cortas y lo recomendable es cortarlas en una una clinica especializada por un podólogo colegiado.
  • Hidrata. Aplica crema hidratante diariamente en tus pies después del baño y masajea con los pulgares de forma circular durante 5 a 10 minutos cada pie comenzando desde la punta de los dedos hasta el tobillo incluyendo la planta de los pies.
  • Desodorante. Por la mañana aplica desodorante en polvo en el zapato para eliminar el mal olor y la humedad. Te proporcionará una sensación de frescor todo el día.

Muchos pensarán que no hacemos cosas con los pies, y lo cierto es con los pies corremos, caminamos y saltamos, como mencionamos anteriormente soportan nuestro peso corporal e impactos. Mantenerlos sanos siempre se verá reflejado en nuestro rosto porque nos veremos más radiantes.

Entonces, crea un buen hábito para cuidar tus pies diariamente, así como, cuidas de tu rostro, de tu cuerpo y de tu cabello ellos también lo merecen y mucho.

Seguramente, te preguntarás, ¿Para que cuidarlos si llevamos calzado cerrados? Y la respuesta es que, aunque utilicemos calzado cerrado todo el tiempo y no cuidamos de nuestros pies, éstos se verán afectados y comenzarás a sentir dolor con frecuencia, aparecerán callos e incluso hongos.

Finaliza tu día, sumergiendo tus pies en agua tibia para alivianar el cansando del día, masajea y utiliza siempre un jabón neutro y retira el jabón con agua, luego seca muy bien los pies incluyendo la zona entre los dedos para evitar la aparición de hongos o bacterias.

Fuente. Pixabay

Por otro lado, tenemos la utilización de un calzado adecuado para evitar ampollas y heridas, sobre todo cuando el calzado es nuevo. En estos casos te recomendamos que utilices un spray protector para evitar la sensación de ardor y calmar la presión en algunos puntos.

Ten en cuenta el tipo de calzado, calcetines y desodorantes para que puedas mantener tus pies bien cuidados.

Utiliza plantillas dentro del calzado que sean personalizadas pautadas por tu podólogo si están indicadas.

Si vas a la playa, camina descalzo por la arena, hará que los músculos de tus pies trabajen y podrá prevenir lesiones, así como, favorecerá el sistema cardiovascular.

Caminar en la arena activa el flujo sanguíneo y evita que aparezcan las varices, liberas estrés y los hace más suaves, el agua de mar aporta yodo y sodio a nuestro cuerpo y previene el envejecimiento.

En la medida que van pasando los años, los pies van perdiendo suavidad , por eso la importancia de cuidarlos diariamente.

Ten siempre en casa, para cuidar tus pies, lo siguiente:

  • Exfoliantes.
  • Cremas hidratantes..
  • Aceites de romero, lavanda o salvia.
  • Aceites relajantes.
  • Vaselina.
  • Toallas.
  • Agua tibia.

Una vez al mes mima tus pies y acude al podólogo para que revise la aparición de callos, uñas encarnadas, hongos (entre otras lesiones ) y pueda darte un tratamiento para que mejores.

Evita estar mucho tiempo sentado, el sedentarismo hace que sufras de mala circulación. Alternar baños fríos y calientes para tus pies porque reactivar la circulación y ayuda a mejorarla.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: tips-para,hola belleza, pixabay, pexels.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *