Pie zambo. Síntomas y tratamiento

Son múltiples las malformaciones que se pueden dar en el pie. En las que esta se presenta en una forma o posición diferente a la natural. Entre estas nos encontramos el pie zambo, adducto, cavo, equino, varo y rotación interna de la tibia.

  1. Qué es pie zambo
  2. Causas de los pies zambos
  3. Síntomas del pie zambo
  4. Tratamiento de los pies zambos
  5. Cómo prevenir el pie zambo


1. Qué es pie zambo

El pie zambo es el nombre con el que se conoce una variedad de malformaciones del pie. Cuando alguien padece esta condición, los tendones (tejidos) que hacen la conexión desde los músculos hasta el hueso son de menor tamaño de lo que deberían ser habitualmente.

Malformaciones del pie zambo

Esta dolencia generalmente es de carácter congénito y no necesariamente puede ser indicador de otro tipo de problema de salud, ya que se puede presentar en personas con buena condición en el resto de los aspectos relacionados con su salud.

El pie zambo puede tener diferentes intensidades e ir desde leve, flexible, grave hasta el rígido. Como es un padecimiento congénito, se presenta desde el nacimiento y es común que más del 50% de quienes lo padecen en un pie también lo tengan en el otro pie.

Los niños que nacen con esta condición, suelen tener problemas para caminar o mantenerse en pie de forma normal, es por ello que es recomendable que se le dé un tratamiento desde el nacimiento del paciente, algunos casos se corrigen sin cirugía, dependiendo del nivel de intensidad de la malformación.

La apariencia del pie zambo es notable ya que afecta tanto el pie como el tobillo de la persona, este padecimiento hace que tanto el talón como los dedos estén doblados hacia adentro o hacia abajo.

2. Causas del pie zambo

Aunque se dice que es de origen congénito, también se habla de una combinación entre la carga genética y el entorno en el cual se desarrolla el embarazo. Hablando de los factores genéticos se pueden mencionar:

  • Antecedentes familiares: cuando en la familia existe antecedentes de pie equino, la probabilidad de que el bebé nazca con pie zambo es mayor.
  • Enfermedades congénitas: asociadas a otras anomalías como espina bífida.

En cuanto a los factores relacionados con el entorno durante el embarazo:

  • El entorno. Hijos de madres fumadoras con antecedentes familiares de pie zambo, son más propensos a padecer esta enfermedad con una incidencia de 50% más. Del mismo modo el consumo de drogas o infecciones durante el embarazo, elevan el riesgo.
  • Insuficiencia de líquido amniótico durante la gestación. La insuficiencia en la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé, incrementan los riesgos de tener esta malformación en los pies.

Pies valgos. Síntomas y tratamiento

3. Síntomas del pie zambo

Más que hablar de síntomas relacionados con dolor o molestia, esta condición se diagnostica a través de señales visibles en la anatomía del pie:

  • El pie torcido de modo que tenga apariencia de estar al revés
  • Si tiene la malformación en un solo pie, ese pie puede ser hasta 1 cm más pequeño que el otro.
  • Los músculos de la pantorrilla no se desarrollan adecuadamente.
  • La parte superior del pie se ve torcida hacia adentro o hacia abajo, acentuando el arco y presentando el talón doblado hacia adentro.

4. Tratamiento del pie zambo

Como esta es una condición congénita, al nacer el bebé se puede diagnosticar y al cabo de un par de semanas de haber nacido, se comienza con el tratamiento.  Este tratamiento desde el nacimiento es provechoso ya que los tendones, las articulaciones y los huesos de los bebés son flexibles.

Con el tratamiento temprano se procura mejorar tanto la apariencia como el funcionamiento del pie antes de que el niño se comience a ponerse de pie y dé sus primeros pasos, a fin de evitar una discapacidad a largo plazo.

Algunas opciones para el tratamiento del pie zambo son:

  1. Método Ponseti: consiste en envolver el pie con un yeso y estirarlo para mantenerlo en una posición adecuada. Este método implica enyesar el pie del bebé al menos una vez a la semana durante varios meses, hasta lograr posicionarlo correctamente.
  2. Tenotomía percutánea del tendón de Aquiles: es una cirugía menor que sirve para alargar el tendón de Aquiles, se realiza al final del proceso de estiramiento y enyesado.
  3. Cirugía: En el caso de que el pie zambo no se corrija con los tratamientos no quirúrgicos, se hace necesaria una cirugía hecha por un cirujano ortopédico, con la finalidad de alargar los tendones y ubicar el pie en la posición correcta.

Una vez el pie del bebé esté alineado, se emplean métodos complementarios:

  • Ejercicios de elongación
  • Uso de zapatos especiales
  • De ser necesario, dispositivos de inmovilización: todo el día por tres meses y toda la noche por tres años.

Si su bebé tiene el pie zambo vaya urgentemente a su podólogo de confianza.

5. Cómo prevenir el pie zambo

Debido a que las causas exactas son desconocidas no se puede prevenir del todo. Sin embargo pueden aplicarse ciertas medidas durante el embarazo:

  • Evitar el consumo de alcohol
  • Evitar fumar activa o pasivamente
  • No consumir medicamentos sin prescripción médica

Pie valgo. Síntomas y tratamiento

— —

Esperamos te haya gustado este artículo y te hayamos aclarado todo sobre cómo tratar y prevenir los pies zambos. Si tienes alguna amistad que tenga este problema, ¡compártele este post!

FUENTES: AOFAS, MAYOCLINIC, PODOACTIVA
Comparte este artículo con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *