Pie valgo. Síntomas y tratamiento

El pie valgo es una deformidad compleja con muchos orígenes posibles. Sin embargo, la causa más común en los pies valgos es la degenerativa en forma de disfunción crónica del tendón tibial posterior no tratada. Veámoslo más profundamente.

  1. Qué es pie valgo
  2. Causas de los pies valgos
  3. Síntomas del pie valgo
  4. Tratamiento de los pies valgos
  5. Cómo prevenir el pie valgo


1. Qué es pie valgo

Esta afección se presenta cuando los arcos no se desarrollan adecuadamente durante la etapa de la infancia, puede ser producto también de lesiones o desgastes propios de la edad.

El arco plantar es una línea curva que se encuentra en el centro interior del pie, es la que separa la parte posterior y anterior del pie. Se le conoce también como bóveda plantar y cuando el pie no lo tiene o está muy pronunciado, se dice que la persona tiene pie valgo, también llamado pie plano.

Desde el nacimiento hasta que los niños comienzan a erguirse sobre sus dos pies y posteriormente a caminar, es común que el pie tenga apariencia de estar plano debido a que en la región plantar se encuentra un tejido adiposo que le otorga esta apariencia.

Luego, cuando el niño cumple dos años el pie suele adaptarse a la marcha apoyado en el reborde interno, posteriormente a los tres años se da la aparición del arco longitudinal, el cual se desarrolla hasta los ocho años.

Este padecimiento no causa dolor en la mayoría de los casos y se puede notar cuando la persona apoya el pie y la planta entera queda en contacto con el suelo. Esta condición puede contribuir a que las personas desarrollen problemas en las rodillas y los tobillos debido a que este modifica la alineación natural de las piernas.

Existen dos tipos de pie valgo

  • Pies valgos flexibles: generalmente se presenta por herencia familiar, suele producir dolor e incrementar el consumo energético cuando se está en movimiento debido a que se sobrecargan los músculos del pie.
  • Pies rígidos: este es producido por las barras que unen los huesos que conforman el tarso, ocasionan dolor desde los pies hasta la columna lumbar y suelen limitar el uso y duración del calzado.

La diferencia entre ambos tipos es que el flexible se puede modificar cuando la persona se pone de puntillas y el rígido no.

2. Causas de los pies valgos

En los bebés y niños de corta edad, es una condición normal debido a que aún la forma del arco no se ha desarrollado. Esta suele formarse durante el crecimiento sin embargo hay personas en las que este nunca se llega a formar.

Algunas personas no desarrollan el arco o lo pierden con el paso del tiempo debido al desgaste del tendón que sirve de soporte al arco o por algún tipo de traumatismo.

La predisposición genética, la posición fetal durante la gestación o un desbalance biomecánico, son otras de las razones para que las personas desarrollen esta condición.

Pies valgos. Síntomas y tratamiento

3. Síntomas del pie valgo

Los síntomas de los pies valgos generalmente son asintomáticos, sin embargo algunas personas presentan diversos síntomas como:

  • Dolor en el pie, sobre todo en el área del arco y el talón.
  • El nivel de dolor se agudiza cuando se hace algún tipo de actividad.
  • Hinchazón en el área interna del tobillo.

Otros síntomas relacionados son:

  • Caídas frecuentes
  • Calambres
  • Aplanamiento de los pies
  • Caminar con cierta torpeza

4. Tratamiento de los pies valgos

Existen tres tipos de tratamiento para esta condición, la aplicación de uno u otro dependerá directamente de la gravedad de los síntomas y el nivel de afectación que pueda tener este en la vida del paciente.

  • Quirúrgico: se requiere cuando la rehabilitación no cumple su función. Puede necesitarse también en quienes tienen anomalías en el astrágalo vertical o en los medios de unión articular, igualmente si el paciente presenta otras características adicionales relacionadas con la estabilidad del pie.
  • Ortopédico: aplicado por un ortopedista o podólogo, quien indica el uso de determinadas plantillas que obliguen al pie a modificar su posición hasta crear un arco en función de la anatomía. Al algunos casos de pie valgo puede necesitarse el uso de zapatos especiales.
  • Fisioterapéutico: se trata de un conjunto de ejercicios que se emplean a la par del tratamiento ortopédico (plantillas ortopédicas) y su finalidad es fortalecer la musculatura que estimula la formación natural del arco plantar.

Antes de tratarse usted mismo le recomendamos ir a su podólogo de confianza.

5. Cómo prevenir el pie valgo

La prevención se da básicamente cuando se eliminan o se evitan los factores de riesgo que predisponen a este padecimiento:

  • Obesidad y por ende, el incremento del Índice de Masa Corporal
  • Lesiones en el pie o en el tobillo

Factores como la diabetes y el envejecimiento son factores que hacen estar más propensos a padecer de pie valgo, si la diabetes es una condición preexistente solo puede controlarse y en el caso del envejecimiento, al no poderse retrasar deben al menos evitarse lesiones o subir de peso.

Pie valgo. Síntomas y tratamiento

— —

Esperamos te haya gustado este artículo y te hayamos aclarado todo sobre cómo tratar y prevenir los pies valgos. Si tienes alguna amistad que tenga este problema, ¡compártele este post!

Fuentes: MAYOCLINIC, FISIOTERAPIA-ONLINE, ONMEDA

Comparte este artículo con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *