Fascitis plantar. Sintomas, ejercicios y tratamiento

Cuando el ligamento que recorre el talón, desde la cabeza de los metatarsianos hasta el talón (calcáneo), se inflama se denomina fascitis plantar. Con este extenso artículo queremos que aprendas cuales son los primeros síntomas, qué ejercicios hacer para prevenirlo y el tratamiento que puede realizarte un podólogo.

  1. Qué es la fascia plantar
  2. Qué es fascitis plantar
    • Fascitis plantar bilateral
  3. Causas de la fascitis plantar
  4. Síntomas de la fascitis plantar
  5. Tratamiento de la fascitis plantar
    • ¿Es mejor aplicar frío o calor en la fascitis plantar?
    • Tratamiento quirúrgico para fascitis plantar crónicas
  6. Ejercicios de estiramientos para evitar la fascitis
  7. Cómo prevenir la fascitis plantar

1. Qué es la fascia plantar

La fascia o fascia plantar es un ligamento que recorre el talón, desde la cabeza de los metatarsianos hasta el talón (calcáneo). Este ligamento plantar o fascia tiene una función: biomecánicamente funciona como un resorte y nos permite andar

Realiza un mantenimiento del puente (arco interno), realiza un efecto “elástico” al andar, en el momento de contacto con el suelo se estira y al levantar el pie del suelo vuelve a su posición inicial, por lo que protege también a los metatarsianos de la presión del suelo.

2. Qué es fascitis plantar

Es una inflamación del ligamento plantar, que es un tejido elástico que recorre desde la cabeza de los metatarsianos hasta el talón, en forma de abanico. Su función es muy importante a la hora de andar, ya que mantiene la estructura del pie, absorbiendo el impacto del talón con el suelo y mantiene la posición de los huesos metatarsianos.

Es muy común encontrarnos esta inflamación en deportistas, sobre todo corredores, ya que la solicitud de este ligamento en estos casos es muy elevado y en baloncestistas y tenistas, por las carreras explosivas y frenadas en seco. Aunque también se observa en personas que comienzan a realizar deporte de manera brusca y sin entrenamiento.

También en las personas que presentan pie plano o pronado, suele estar dañada esta estructura. Por lo tanto es más común que se presente en pacientes jóvenes y que realizan deporte.

Fascitis plantar ejercicios, sintomas y tratamiento

Fascitis plantar bilateral

La fascitis plantar bilateral se llama a la fascitis necrosante que es una infección bacteriana grave que involucra fascia y tejido subcutáneo. Por lo general, afecta unilateralmente a las extremidades superiores o inferiores, y hay pocos informes de fascitis necrosantes (fascitis plantar bilateral) de extrema gravedad bilateral.

3. Causas de la fascitis plantar

Al realizar una función importante estabilizadora de las estructuras óseas del pie al andar o correr, absorbe la presión y el impacto del suelo, en cuanto la fascia se estira más de lo que debe en un tiempo prolongado, se empiezan a producir roturas fibrilares y microhematomas internos que son los causantes del dolor.

Factores de riesgo

Puede presentarse en cualquier condición si se sobreesfuerza, aunque es muy común encontrarnos:

  • Musculatura posterior de las piernas acortadas.
  • Obesidad.
  • Arco interno muy aumentado o muy disminuido (puente).
  • Deporte de gran impacto.
  • Inicio de actividad deportiva en pacientes que no la suelen realizar.

Espolones del talón

En muchos casos pacientes que presentan fascitis en la planta del pie también es común que tengan espolón calcáneo, aunque no es un hallazgo importante a la hora de que este último puede presentar sintomatología dolorosa o no.

Cuando se presenta y nos encontramos con un cuadro doloroso se trata junto con la fascitis plantar y si no duele, omitimos el tratamiento del espolón ya que en muchas ocasiones es un hallazgo casual.

fascitis plantar frio o calor bilateral

4. Síntomas de la fascitis plantar

Los primeros síntomas de la fascitis plantar que nos podemos encontrar son:

  • Dolor en la zona posterior del talón, justo donde apoya este último.
  • Es muy común que el dolor se acentúe después de un periodo de reposo, e iniciar la marcha, por ejemplo al levantarse de la cama y dar los primeros pasos. A medida que se va andando suele mejorar la sintomatología.
  • Dolor mayor antes y después del ejercicio, no suele molestar durante.

Después de esos primeros síntomas, el dolor agudo, y también se puede presentar dolor en todo el recorrido de la fascia, no solo en el talón, por la zona del arco interno (puente). Cuando se cronifica, suele doler la mayoría del tiempo, aunque en mayor medida a primera hora de la mañana.

Tanto en los primeros síntomas que tengas como en una fase de fascitis más avanzada, el dolor empeora cuando:

  • A primera hora, cuando la fascia está contraída.
  • Subiendo escaleras.
  • Después de un ejercicio intenso o al pararse e iniciar la marcha.
  • En deportes de impacto que soliciten en un alto grado la fascia.
  • El dolor suele ser brusco y agudo y mejora progresivamente.
  • Utilizando calzado plano ya que se sobrecarga.

Si tienes estos síntomas consulta con nuestro podólogo.

Podólogo Madrid - fascitis plantar

5. Tratamiento de la fascitis plantar

Prácticamente el 90% de nuestros pacientes tienen remisión de la sintomatología con los tratamientos recomendados a continuación. Están descritos muchos tratamientos en la literatura científica, pero para mí es muy importante:

  • Procurar no sobresolicitar la fascia cuando está dañada, reposo relativo sin hacer ejercicio de alto rendimiento.
  • Realizar ejercicios de estiramientos que se describen a continuación.
  • Usar férulas nocturnas mientras duerme con el fin de estirar el pie.
  • Procurar descansar el pie durante mínimo una semana.
  • Usar calzado con cierta altura en el tacón.
  • Plantillas personalizadas para acortar la longitud de la fascia y acelerar su recuperación combinado con unas sesiones de fisioterapia.
  • Crioterapia: aplicar frío sobre la zona 10 minutos cada hora como mínimo tres veces al día. Cuantas más veces se repita el proceso los primeros días mayor desinflamación se presentará en la fascia.

En ningún caso se recomienda infiltrar con corticoides, ya que enmascara el dolor (lo elimina) pero la lesión se sigue produciendo al no tener molestias y degrada las fibras del ligamento.

Es muy importante acudir a un contactar con un podólogo en los primero síntomas que se tengan.

¿Es mejor aplicar frío o calor en la fascitis plantar?

Existen numerosos enfoques diferentes para tratar la fascitis plantar, pero la terapia caliente y la terapia con frío son dos de las más comunes. ¡Y hay una buena razón! Ambos son muy asequibles y completamente naturales.

Según heelthatpain los baños calientes puede ser parte del tratamiento del dolor de pie, pero tenga en cuenta lo siguiente:

  • Baños calientes serán alternativos con baños fríos.
  • El calor solo puede empeorar los síntomas de algunos corredores.
  • Si usted está haciendo baños de contraste, termine los baños calientes empapando sus talones en agua fría.

Las almohadillas térmicas y los frotadores calientes son tratamientos adicionales, pero recuerde de nuevo el consejo anterior: en algunos casos, el calor sólo regresará el dolor del talón, por lo que desea equilibrarlo con técnicas de terapia de frío:

  1. Descanso. El descanso es a menudo la parte más difícil para muchos afectados de fascitis en la planta del pie, porque tienden a ser corredores activos que quieren volver a ella. También es la parte más crucial, porque si sigues golpeando en las aceras o senderos con dolor de talón, ese dolor empeorará. Empieza con el descanso, siempre. Normalmente 3-7 días es preferencial.
  2. Hielo. El hielo es la esencia de la terapia del frío, es decir, la aplicación de hielo. Normalmente, entre 15 y 20 minutos serán suficientes para reducir la inflamación.
  3. Compresión. La compresión implica envolver el hielo en una toalla alrededor del área afectada del talón,
  4. Elevación. La elevación es exactamente lo que usted piensa: levantar la pierna sobre una silla o algo más para elevar los pies por encima del corazón. Esto permite que la sangre limpia y sana llegue al área afectada por la fascitis en la planta del pie.

Tratamiento quirúrgico para fascitis crónicas

La vía quirúrgica se puede valorar en caso de fascitis plantar crónicas que no mejoran, sobre todo cuando tienen una evolución de más de cinco años, aunque siempre se intenta tratar de manera no invasiva.

Solo tenemos en cuenta el procedimiento quirúrgico cuando se intenta tratar la fascia durante un año sin éxito, aunque suele ser muy raro.

Se suele dar en pacientes que acuden a consulta con fascitis plantar crónicas después de aguantar el dolor sin tratamiento no invasivo durante más de cinco años, por lo que siempre se recomienda empezar a tratar la sintomatología cuando aparece.

6. Ejercicios de estiramientos para evitar la fascitis

Antes de hacer deporte se recomiendan estos ejercicios para prevenir la fascitis plantar. No obstante, lo apropiado es presentarte ante un especialista que haga un estudio de su caso y te explique como hacer estos ejercicios:

  1. Con una botella de agua congelada o fría, se tiene que rodar con la planta de los pies, desde la base de los dedos hasta el talón. Se puede rodar unos cinco minutos dos o tres veces al día.
  2. Con una toalla o sábana en el suelo, se intenta acercar la tela con los dedos flexionando estos últimos. Se suelta y se vuelve a repetir el proceso durante dos o tres minutos.
  3. Estando sentado, elevar solo el primer dedo de los pies, mantenerlo tres segundos y volver a la posición inicial. Repetir el proceso durante dos o tres minutos.
  4. Sentado, apoyar solo los dedos en el suelo y intentar elevar el talón todo lo que se pueda. Mantener diez segundos y descasar otros diez. Realizarlo cinco veces seguidas.
  5. En una superficie elevada, como puede ser una escalera, apoyar solo la zona del antepie, es decir dedos y un poco más abajo, dejando que el talón toque el suelo y no la escalera. Mantener la rodilla recta y la rodilla opuesta con en un ángulo de 90º y llevamos el tronco hacia delante hasta que notemos tirantez en el gemelo. Aguantar diez segundos y reposar otros diez. Repetir unas cinco veces todos los días, sobre todo después de realizar ejercicio.

Es muy efectivo el uso de infiltraciones de medicamentos homeopáticos que no dañan las estructuras del pie, ni ligamentos ni partes blandas. Se requiere un mínimo de tres infiltraciones durante tres semanas seguidas, aunque este tratamiento se suele usar como apoyo a las plantillas a medida cuando se necesita recuperarse de manera más rápida.

Estudio y análisis de la pisada

7. Cómo prevenir la fascitis plantar

En pacientes con pies planos, se les recomienda acudir a su podólogo especialista para prevenir y estabilizar la fascia cuando tiene tensión o molesta. Muchas veces en el día a día la fascia no duele como tal pero a la palpación en consulta los pacientes refieren molestias. Una estructura que no está dañada no duele, por lo tanto cuando existen molestias se considera una “prefascitis”.

En el caso de que los pacientes realicen actividad física o sean deportistas y además tengan una predisposición, se recomienda estirar la fascia con los ejercicios anteriormente citados además de estirar toda la musculatura posterior (gemelos, sóleo y tendón de Aquiles sobre todo).

Es recomendable empezar a hacer ejercicio de manera progresiva, calentar unos minutos antes de empezar a realizar cualquier tipo de carrera, ya sea running o cualquier deporte que requiera más velocidad.

No hace falta esperar a tener dolor para acudir al especialista, sobre todo en deportistas o pacientes que realicen deporte de manera recurrente, se recomienda que acuda a su podólogo para saber de qué manera pisa, en caso de realizar una pisada incorrecta, es recomendable compensarla con plantillas a medida para prevenir lesiones en la fascia.

Tener cuidado con la pisada y el desgaste de las zapatillas que usamos, siempre recomendando el uso de zapatillas neutras, los asesoramientos en las tiendas deportivas de las zapatillas “pronadoras y supinadoras” no tiene validez científica, ya que la corrección debe ser siempre externa al zapato y de manera personalizada para cada paciente y cada pie.

Las plantillas no solo sirven para proteger solamente una estructura, en este caso la fascia (fascitis en la planta del pie), si no que ayudan a preservar el equilibrio del pie y cuerpo.

Con este artículo queremos ayudarte a saber qué hacer y como prevenir los síntomas iniciales. Te pedimos que nos comentes si tienes o has tenido fascitis en la planta del pie y compartas este artículo para que tus conocidos también sepan como combatirlo.

FUENTES: dmedicina, podoactiva, aaos, medlineplus, heelthatpain.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Comparte este artículo con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *