¿Cuál es el mejor calzado para mi hijo?

Es muy importante que como padres podamos elegir el mejor y correcto calzado para nuestros hijos, sobre todo en la etapa de crecimiento y tomando en cuenta que nuestros pies son el soporte del cuerpo.

Esto permite un buen desarrollo del pie de los pequeños y ayuda a la evolución apropiada de la marcha. Así mismo, un calzado adecuado permite un buen desarrollo de los pies, que como, los pies de los niños tardan en formarse para emprender el caminar.

Uno de los errores que solemos hacer las mamás es calzar a los bebés desde el nacimiento y no es lo correcto, debemos comenzar a hacerlo cuando empiezan a andar.

 

Cabe destacar, que el calzado moldea los pies de los pequeños en la etapa de crecimiento, por esa razón la importancia de elegir un buen zapato. Lo más relevante de todo esto es que debemos elegir un zapato por recomendaciones médicas no por moda o estética.

El mejor calzado para tus hijos de acuerdo a su edad

 Como mencionamos antes de acuerdo a la edad de nuestros hijos se recomienda elegir los siguientes zapatos:

Etapa de 0 hasta el gateo

La recomendación que en esta etapa los bebés es que estén descalzos, de manera que, puedan apoyar el pie en cualquier superficie para que desarrollen los músculos.

Por lo tanto, lo ideal es el uso de calcetines para proteger los pies de los bebés del frío o del sol es ideal. No se recomienda calzar al pequeño en esta etapa.

Al presentar un reflejo plantar, si calzas a tu hijo , lo activas, por lo tanto tiene muchas más probabilidades de que se le hagan garra los dedos.

Evita calzar a tu bebé en esta etapa.

Etapa de gateo

El zapato durante esta etapa impide las sensaciones y aporta un peso excesivo en los pies, dificultando el movimiento. Es por eso que vemos a los bebés que se quitan los zapatos constantemente.

Recomendamos calcetines o un calzado flexible con una protección en la punta y el talón, con una suela blanda de máximo unos 2 a 3 mm.

Etapa de 1 a 3 años de edad

Es aconsejable calzar al niño con zapatos de suela flexible que le ofrezca sentir bajo sus pies lo que pisa.

Se recomiena un calzado con sujeción de velcros, así se ajusta mucho mejor el calzado evitando que tenga presión en sus pies.

Etapa de 4 a 7 años de edad

El calzado es importante a esta edad porque para evitar lesiones en los pies de los niños para que no sufra patologías.

El uso de calzado sujeto, que no sea excesivamente blando ni de tela.

Etapa de 7 a 14 años de edad

Los niños en esta etapa ya tienen establecido una manera de caminar, sin embargo, sus pies aún no están completamente desarrollados. Ellos suelen elegir un zapato que esté a la moda y generalmente no es el mejor calzado.

Se aconseja un calzado acordonado, con un contrafuerte duro y si es posible con refuerxos laterales. Hay que intentar evitar las suelas demasiado blandas.

 

Recomendaciones adicionales

  • Evita en lo posible calzar a tu hijo antes de que comience a caminar.
  • El calzado debe ser entre 1 a 1,5 cm más grande que el dedo más largo del pie.
  • Cambiar con frecuencia el calzado en la medida que el pie crezca.
  • La punta del zapato debe ser larga y ancha para que el pequeño pueda mover los dedos.
  • Deja que tu hijo camine descalzo por cualquier terreno para que sus pies se desarrollen mejor.
  • Ideal el uso de plantillas a la medida si es necesario por pies planos o se tropieza con facilidad.
  • El material del zapato debe ser flexible y transpirable.
  • El zapato no debe molestar en los pies, aunque sea nuevo.
  • Suela flexible y antideslizante.
  • Vigila el desgaste de la suela y si éste es muy llamativo, llévalo a tu podólogo de confianza.
  • Evita que tus hijos utilicen zapatos “heredados”.
  • Compra el zapato con tu hijo para que camine y diga si se siente cómodo con ellos, jamás compres sin habéserlos probado.
  • Los zuecos, bailarinas o chanclas no son recomendables.
  • Deja que tus hijos puedan estar sin calzado en casa.
  • La mejor hora para comprar zapatos es al final del día, porque los pies están más hinchados.
  • Evita comprar zapatos un número mayor para que le duren más tiempo, porque puede alterar la forma de sus pies y la manera de caminar. Tiene que sobrar 1 a 1.5 cm, no más.

Por otro lado, y para conocimiento general, existen muchas enfermedades por el mal uso del cazado en los pequeños de la casa que van desde deformidades de sus dedos, uñas encarnadas e incluso tendinitis,dolor articular, alteraciones de la espalda,…

Es recomendable, que durante el crecimiento puedas llevar un control del desarrollo de los pies de tu niño, por eso la importancia de asistir a consulta con un podólogo que es el especialista en pies.

Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Pie Vital. Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas.

FUENTES: guiainfantil; eresmama; pixabay.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *