Consecuencias de un mal calzado en el pie

Es importante saber que la salud de las articulaciones depende escritamente de nuestros pies y que un calzado adecuado permite que podamos caminar mejor y tener una ventaja deportiva.

Sin embargo, hemos notado que muchas personas ignoran la importancia del cuidado de los pies y el calzado adecuado para cada ocasión, ya que no es lo mismo correr en zapatillas deportivas que en zapatos de tacón alto.

Par darte una idea más clara, los pies es el ancla al suelo, es decir lo que nos mantiene de pie y soporta el peso de nuestro cuerpo. Anatómicamente, los pies y las manos de nosotros representan la estructura más compleja de cuerpo humano.

Para logar la movilidad y estabilidad, las arterias y venas que  irrigan la sangre a los pies, nervios, ligamentos y aponeurosis, articulaciones y músculos de manera que puedan soportar el peso de nuestro cuerpo.

 

Si maltratamos los pies con un calzado inapropiado pueden aparecer lesiones y dolencias en las caderas, rodillas, tobillos, lumbares,espalda,…

Ahora bien, muchas personas, sobre todas las mujeres, se dejan llevar por la tendencia de la moda utilizando un calzado poco apropiado y esto afecta a la manera de caminar y perjudica los pies ocasionándonos muchas veces daños en la salud.

Es importante destacar que un calzado inapropiado puede ser el responsable de un dolor de espalda y de pies, lo cual se pudiera ver prevenido utilizando el calzado apropiado.

Consecuencias de un mal calzado en el pie

Mencionaremos algunos problemas a consecuencia de un mal calzado en el pie entre ellos tenemos:

  • Deformidades en los dedos. Dedos de garra o martillo que  por la utilización de un mal calzado.
  • Hallux Valgus o juanete. Es consecuencia de la utilización de calzado estrecho y en punta o por predisposición genética.
  • Sesamoiditis. Se trata de una inflamación de los 2 huesos que están ubicados debajo del primer metatarsiano.
  • Varices. Esto se debe a la mala circulación de la sangre.
  • Tendón Aquiles. Produce dolores en la rodilla y en la pantorrilla por soportar la sobrecarga de nuestro peso al que es sometido el pie y esto se produce por el uso de tacones.

 

Chanclas y las sandalias

Pueden provocar fascitis plantar, dolores en el empeine y talones, durezas , tendinitis de Aquiles, esto se debe a la falta de sujeción y el pie hace un esfuerzo en mantener la estabilidad y amortiguación para caminar correctamente.

Calzado plano

Un zapato plano no es aconsejable para los pies, es preferible un zapato con algo de tacón, al menos unos 2 o 3 centímetros porque permite equilibrar la presión entre el talón y el antepié.

Zapatos de tacón alto

Si el centro de gravedad de una persona está desequilibrado esta le será más difícil mantenerse de pie. Muchas mujeres no saben que este calzado distribuye el peso del cuerpo en toda la zona anterior de la planta.

Un tacón entre 8 a 12 cm producen un daño corporal considerable.

Zapato deportivo

Es el ideal para los deportistas porque amortigua y da estabilidad, en el ámbito deportivo es el calzado que menos lesiones ocasiona. Además, cada deporte tiene su calzado dependiendo del tipo de pie y el peso de la persona.

Calzado casual

Es un calzado que va desde el clásico y el deportivo, es ideal para usarlo a diario.

Seguramente, a esta altura de la lectura te preguntarás ¿Cuál será el mejor calzado para los pies?

Lo primero que debes saber es que cuando vayas a comprar un calzado hazlo al final de la tarde, porque a esa hora el pie está inflamado y podrás comprar el calzado adecuado que no te apriete, porque si lo haces en horas de la mañana es posible que el calzado te ajuste cuando el pie se hinche.

Por otro lado, el calzado debe quedarte bien, es decir casi de inmediato se acomode a tu pie y debes probarte ambos zapatos. Elige el zapato correspondiente a tu pie más grande.

Una recomendación para saber cuándo el zapato está ajustado es mover los dedos y caminar con ellos para verificar como se adaptan a tus pies. Si utilizas plantillas debes llevarlas y ponerlas dentro del calzado que vas a comprar y saber si te ajustan o no, ya que las plantillas disminuyen el espacio del zapato.

El calzado debe tener refuerzos posteriores y aconsejablemente laterales también.

Si eres una persona con diabetes o con problemas de circulación el cuidado aumenta a la hora de escoger el calzado.

El calzado adecuado debe tener las siguientes características:

    • Debe ser cómodo.
    • Debe tener contrafuerte para que el talón se sujete bien.
    • Tacón máximo de 4 cm y ancho con punta redonda.
    • Calzado con refuerzos.
    • Si es zapato abierto recomendamos tenga tiras desde atrás para evitar que los dedos se sujeten al calzado con el caminar.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: elpais.com,.farmaconsejos.com, pixabay.com

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *