Cómo mejorar la circulación en mis pies

Muchas veces tenemos dolores en los pies y no sabemos los motivos del dolor, comenzamos a pensar que puede ser haber estado de pie mucho tiempo o tal vez por una uña encarnada, sin embargo, la mala circulación queda latente.

Hay que destacar que la mala circulación es un padecimiento muy común en nosotros y se debe a los endurecimientos y a la obstrucción de los vasos sanguíneos por acumulación de minerales y grasas.

Al no prestar atención a esto se pueden aparecer úlceras, calambres, dificultades para caminar e incluso heridas en los pies.

Para darte una idea de la importancia de una buena circulación, te comentamos el sistema circulatorio de nuestro cuerpo es el que se encarga de transportar nutrientes y oxígenos a través de la sangre a los tejidos y órganos de del cuerpo.

Cuando ese flujo de sangre empeora, comenzamos a sentir síntomas de mala circulación y es cuando aparece el dolor en las piernas, pies, varices, pies hinchados y manos frías. Sin embargo, también es consecuencia de algunas enfermedades como diabetes, obesidad, sedentarismo o enfermedades cardíacas.

Por otro lado, una alimentación inadecuada, consumo de grasas saturadas, fumar, ingesta de medicamentos, estrés, el frío y la cafeína hacen que los vasos sanguíneos se estrechen provocando algunos síntomas que nos dan señal de que tenemos una mala circulación como por ejemplo:

  •        Temperatura diferente en las extremidades.
  •        Inflamación que va desde las piernas hasta los pies.
  •        Enrojecimiento de los pies.
  •        Calambres musculares en las piernas y pies.
  •        Sensación de calor en los pies.
  •        Piel  seca.
  •        Cansancio y dolor en las piernas.
  •        Rigidez.
  •        Hormigueo en las piernas.
  •        Varices.

Si notas que tienes algunos de estos síntomas, te recomendamos que acudas a tu podóloo especialista, esto permitirá prevenir o diagnosticar a tiempo tu dolencia.

 

 ¿Cómo evitar tener una mala circulación en los pies?

La manera más sana de prevenir la mala circulación es:

  • Evitar el sedentarismo, te recomiendo que realices una actividad física diariamente, al menos, media hora al día.
  • Si trabajas mucho tiempo sentado o de pie lo recomendable es que pares cada hora para caminar o para sentarte de manera que se active la circulación sanguínea en tus extremidades inferiores.
  • Cabe destacar que utilizar zapatos y calcetines no apretados y ropa cómoda es lo que más a a favorecer que tengas una buena circulación y menos dolor al final del día. Siempre se debe evitar que la ropa quede ajustada, ya que dificulta el flujo de sangre.
  • Aliméntate de manera equilibrada, es decir incluye vegetales y elimina las grasas saturadas.

Si te ha gustado este artículo,puedes compartirlo con tus amig@s!

Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Pie Vital. Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas.

FUENTES: tuasaude,clikisalud.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *