Puntos clave para masajear tus pies

La reflexología es un método natural que se utiliza desde hace más de 4000 años en China, no es considerado un tratamiento médico ni lo sustituye, pero si es usado como medicina alternativa.

La presión que ejerce el especialista en reflexología en zonas específicas del pie te producirán alivio del dolor, casi de inmediato, te ayudará a eliminar toxinas y molestias con solo masajear o presionar tu pie.

Fuente: Pixabay

Todos podemos aplicar esta técnica de reflexología en los pies, sin embargo, es importante que conozcas que las personas con heridas, con problemas venosos, embarazadas, con enfermedades cardiovasculares está contraindicado. Si estas en este grupo, no podrás aplicar la reflexología.

Esta terapia es útil para mejorar algunas patologías como el estrés, la ansiedad y la depresión.

Los chinos descubrieron que no solo alivia los dolores, sino que  influye en áreas de tu cuerpo, porque actúa como un reflejo sobre otras zonas de tu cuerpo y organismo para sanarlos.

Beneficios de la reflexología

Entre los beneficios tenemos:

  • Alivia el estrés y la ansiedad.
  • Fortifica el sistema inmunológico.
  • Ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Calma el dolor de espalda, cabeza, cuello, muela y oído.
  • Disminuye considerablemente el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Ayuda a eliminar toxinas y a depurar el organismo.
  • Nivela el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

Los testimonios de las personas que han aplicado esta técnica de masaje terapéutico aseguran que se siente una sensación de alivio y relajación desde el primer instante.

Fuente: Pexels

Te recomiendo que si deseas realizar este tipo método de sanación alternativo acudas a una persona experta en reflexología  de esta manera evitarás cualquier riesgo.

Recomendaciones a considerar

  • Siéntate cómodamente y apoya tu pie derecho sobre la rodilla izquierda o viceversa.
  • Toma el pie con la mano y ejerce presión en la planta del pie con el pulgar o el dedo índice.
  • La presión que ejerzas tiene que ser constante y con movimiento circular en sentido opuesto a las manecillas del reloj.
  • Presiona desde los dedos hacia el talón y los laterales del pie. Recuerda que la planta del pie es donde se reflejan todas las zonas de tu cuerpo y podrás detectar los puntos sensibles, es decir donde sientas dolor.
  • Repite los mismos pasos con el otro pie.
  • Al sentir dolor en un punto, te indica que algo no está funcionando correctamente, es entonces, cuando deberás ejercer mayor presión para estimular, es decir una presión entre intermedia y fuerte.
  • Si el dolor es muy fuerte, masajea de forma circular en sentido contrario a las manecillas del reloj y mantente allí con una presión constante y suave, evita excederte.
  • Finaliza masajeando de nuevo la planta de los pies desde los dedos hasta el talón, masajea luego el empeine, tobillo y frota el pie.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: masmasculino, pexels, pixabay, diariofemenino.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

El pie diabético

La diabetes es una enfermedad que afecta los niveles de glucosa, es decir, los niveles de azúcar en sangre.

Sabemos que, la glucosa es una fuente de energía para las células que forman los tejidos y los músculos, así como, es considerado el combustible para nuestro cerebro.

El tipo de diabetes varía tenemos el tipo 1 y tipo 2. Al no estar controlada la enfermedad se corren riesgos graves para la salud. Entre las consecuencias que encontramos de esta enfermedad tenemos el pie diabético. Convirtiéndose, en la causa principal de la amputación de lo miembros inferiores.

Fuente: Pixabay

Así como, daños en los vasos sanguíneos y nervios (neuropatía).

Para tener una idea más clara, te hablaremos de lo que debes tener en cuenta si eres diabético.

Las lesiones más comunes del pie diabético son:

  • Enrojecimiento en algunas partes del pie.
  • Aumento de la temperatura del pie.
  • Callos que no mejoran.
  • Úlceras.
  • Dolor.
  • Merma de la sensibilidad.
  • Inflamación.
  • Sensación de quemazón y hormigueo.

Si estas lesiones no mejoran es posible que se cree una úlcera profunda que llegue al hueso, lo que trae como consecuencia una osteomielitis (infección del hueso) e incluso si se complica podría gangrenarse el pie.

Usualmente, la pérdida de sensibilidad hará que no nos demos cuentas de las ampollas, llagas o heridas en los pies, esto hace que sea difícil la curación, elevando el riesgo de infecciones, úlceras o proceso gangrenoso que ameritaría una amputación.

Fuente: Pixabay

La única forma de prevenir el pie diabético es manteniendo los niveles de azúcar en sangre en la normalidad. Para ello, es necesario:

  • Cumplir el tratamiento que indica el médico, es decir, tomar los medicamentos, hacer ejercicio y mantener una dieta sana.
  • Registrar los niveles de azúcar, eso se logra con el aparato de mediciones a través de tiras reactivas.
  • Mantener contacto con tu médico y podólogo  y consultar cualquier pproblema, de manera que pueda evaluar la enfermedad y cambiar el tratamiento si fuere el caso. Esto hace que se evite en un 50% las amputaciones.

Un buen control de la enfermedad hace la diferencia y disminuye el riesgo en la salud.

Recomendaciones

Para mantener un pie sano cuando tienes diabetes es aconsejable:

  • Evitar cortar las uñas,acude a un podólogo colegiado.
  • Evitar caminar descalzo.
  • Comprobar la temperatura del agua antes de asear los pies.
  • Utilizar cremas hidratantes que eviten la sequedad de los pies.
  • Asistir al podólogo para que evalué el grado de sensibilidad y así detectar los signos de neuropatía y artropatía.
  • Asear los pies diariamente.
  • Revisar los pies al menos una vez al día.
  • Asistir al podólogo para que elimine las callosidades y corte las uñas adecuadamente.
  • Evita la utilización de sandalias o zapatos sin calcetines.
  • Aplica masaje en los pies diariamente, esto activará la circulación sanguínea.

Si aparecen callosidades o deformaciones en los pies es importante que vayas al podólogo para que evalúe las lesiones y pueda indicarte un tratamiento personalizado.

Generalmente, el tratamiento trata de la eliminación de la piel infectada o necrótica realizando curas diarias en centros podológicos especializados e incluso puede que la cura sea más complicada que requiere de un cirujano vascular.

Por otro lado, hay síntomas que suelen estar muy ligados a la diabetes y como mencionamos anteriormente, varían al tipo de diabetes, es decir, la diabetes tipo 2 los síntomas, inicialmente, pueden presentarse más levemente, y generalmente en la diabetes tipo 1 los síntomas aparecen muy rápido y son más graves.

Síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2

  • Incremento de sed.
  • Apetito extremo.
  • Necesidad de orinar frecuentemente.
  • Pérdida de peso misteriosamente.
  • Presencia de cetonas en la orina.
  • Irritabilidad y fatiga.
  • Ampollas que se curan muy lento.
  • Visión borrosa.
  • Infecciones de encías, piel y vaginales.

En cuanto al desarrollo de la diabetes tenemos que, la diabetes tipo 1 se puede desarrollar a cualquier edad, más común en la niñez o adolescencia y la diabetes tipo 2 es más común también aparece a cualquier edad, sin embargo, es mucho más común en personas mayores de 40 años.

Aunque la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, podemos ayudar a tener una mejor calidad de vida. En cuanto a la diabetes tipo 2 se puede prevenir para ello es importante tener:

  • Una alimentación equilibrada y saludable. Evita los alimentos con mucha grasa y carga calórica. Elige para tu consumo alimentos con fibra.
  • Consume frutas, verduras.
  • Haz ejercicio, evita el sedentarismo. Una actividad física de aproximadamente 30 minutos diariamente es lo ideal, puedes caminar, montar bicicleta, nadar entre otras.
  • Pierde los kilos que tienes de más, el sobrepeso no te ayuda con la enfermedad. Un promedio sería perder al menos un 7% de tu peso. Si estás embarazada, perder peso no es lo adecuado en este caso consulta a tu médico.

Una fórmula clave para perder peso de manera sana es cambiar los hábitos de alimentación y realizar actividad física.

Meditar es una buena opción, porque, aunque los medicamentos te ayudarán a controlar la enfermedad un estilo de vida saludable es la clave.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: sanitas, pexels, webconsultas, pixabay, mayoclinic.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

5 secretos que revelan tus pies acerca de tu salud

Muchas veces no nos detenemos a mirar nuestros pies y debes saber que además de soportar el peso de nuestro cuerpo tienen muchos nervios y vasos sanguíneos que están conectados directamente con el corazón, el cerebro e incluso con la columna vertebral.

Es importante, que veas su textura, el color y la forma, porque puede dependiendo de ello te están dando una señal para tu salud.

Pies fríos siempre

Si tus pies siempre están fríos puede ser una causa de mala circulación sanguínea. Si llega menos sangre a las partes del cuerpo que están más lejos del corazón, la temperatura de los pies baja. Si eres mayor de 40 años y te fatigas frecuentemente, tienes sequedad y aumentas de peso entre otras, puede deberse a alteraciones metabólicas. Tener una mala circulación está relacionada con problemas cardíacos. Mover los tobillos ayuda a la circulación sobre todo cuando estás mucho tiempo sentada o de pie.

Calambres

Si esto te ocurre puede significar que tienes una deficiencia de minerales o por deshidratación o ejercicios. Es posible que tengas bajos niveles de calcio, potasio o magnesio. Aplica compresas de agua fría o de alcohol y estira los pies antes de dormir. Utiliza un calzado cómodo que no te apriete y que no te moleste al caminar o correr.

Fuente: Pexels

Dolor en las articulaciones

Si te duelen los dedos de los pies y manos puede que se trate de artritis reumatoide, sin embargo, este síntoma es para ponerle cuidado, asiste a un especialista para que descarte la enfermedad.

Cuando andar o caminar es infernal

Si al caminar te ocasiona un sacrificio muy grande y doloroso puede que se trate de fascitis plantar, es decir una inflamación del ligamento de la planta del pie que te provoca dolor al caminar o correr.  Aplica hielo, analgésicos en gel y descansa. Consulta al podólogo cuanto antes para evitar que tu dolor se cronifique. Puedes estirar los músculos y tendones.  caminando de puntillas, recogiendo una toalla con los pies o rodando una pelota. Si eres runner date un descanso por algún tiempo y sigue las recomendaciones de tu  podólogo especialista.

Puedes ver este vídeo explicativo con los estiramientos que te propongo:

Fuente: Pexels

Dolor e inflamación

Los pies se inflaman por muchas razones .

Frecuentemente los problemas emocionales nos alteran el movimiento y la postura corporal lo que afecta directamente en los pies. Otra de las causas es que estés embarazada, en este caso no hay problemas aparentes, sin embargo, descarta si se trata de mala circulación.

Debes saber, que nuestros pies son una ventana mediante el cual podemos ver lo que ocurre en nuestro cuerpo. A pesar de que dicen que la cara es el espejo del alma.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: lecturas.com, pexels, eldeber.com, bioguia.com, miarevista.es.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Cómo influye el pie en la postura corporal

Los pies son el apoyo del cuerpo y si tenemos problemas o lesiones en los pies estos influyen en la postura corporal y  nuestro cuerpo no estará alineado correctamente para mantener en equilibrio.

Por años, hemos sabido que la forma de pisar, el uso de un calzado inapropiado ocasiona lesiones. No le damos importancia a la manera en que andamos, pisamos o corremos y esto afecta directamente la salud.

Afecta el sistema muscular y osteomuscular como la rodilla, cadera, columna vertebral y tobillos. Por esta razón, la postura de los pies hace que nivelemos el peso del cuerpo equilibrando de manera uniforme.

Entonces, una postura correcta o eficiente es la que tiene una perfecta alineación articular de cada una de las partes del cuerpo, y el resultado será que no habrá acumulación de tensión, dolor, fatiga muscular e incomodidad corporal.

Fuente: Piedica

Una postura corporal es relativa a los diferentes segmentos físicos como: cabeza, extremidades, tronco, entre otros, y si quieres una definición más clara de postura corporal, diríamos, que es la alineación simétrica ajustada de los segmentos corporales sobredel eje de gravedad.

Una buena postura previene lesiones músculoesqueléticas y favorece el aspecto de la persona, por lo tanto, cualquier alteración fisiológica influirá significativamente en nosotros.

Si los pies son la base del cuerpo, en resumen, estos tienen una influencia importante en nuestra postura corporal. Con los pies podemos realizar movimientos amplios y complicados al estar parados.

La parte de la planta del pie que no está apoyada al suelo no recibe el peso del cuerpo, pero la parte del pie que está apoya al suelo es la que recibe todo el peso tanto al estar parados, en marcha, corriendo o saltando.

 

El impacto que recibe la planta del pie en peso es aproximadamente una dos o tres veces el peso del cuerpo en la marcha, si corremos o saltamos esta se multiplica aproximadamente entre unos cuatro a cinco veces.

El talón de una persona que pesa unos 80 Kg, por ejemplo, puede soportar unos 300 kg de peso al caminar y esta misma persona salta, el talón puede llegar a soportar unos 2000 kg aproximadamente.

Cada persona tiene su manera de pisar y de andar, por lo que es importante saber cuáles son esas características fisiológicas, anatómicas, biomecánicas y morfofuncionales de nuestro pie para mejorar la postura.

Existe una variación biomecánica en la pisada, ésta afectará las estructuras corporales del pie como: articulaciones, tendones músculos, ligamentos y tobillo, así como, afectará en el desgaste de otras articulaciones trayendo como consecuencia dolores corporales significativos en zonas como: cadera, rodilla, espalda, cuello entre otras todas producida por una mala postura corporal originada en los pies.

Los captores posturales más importante son:

  • Los pies.
  • Los ojos.
  • Oído interno.
  • Piel y aparato masticador.

En este caso, los pies son los más importante de nuestro cuerpo, ya que el sistema postural recoge información propioceptiva y exteroceptiva para equilibrar la postura corporal. Al mismo tiempo, la estructura morfológica del pie es el apoyo plantar que establece la perfecta alineación de la columna vertebral.

Así pues, podemos decir que en el pie contiene muchas informaciones como la propiocepción muscular, articular del pie y tobillo, así como, la exterocepción cutánea de la planta del pie que contiene diversos receptores de presión.

Receptores que tienen la tarea de asentar el peso del corporal con respecto a las otras partes del cuerpo, todo gracias a la medición de presión en la superficie cutánea que tiene la planta del pie.

En otras palabras, si existiera un problema con los receptores, la postura corporal no sería la adecuada, causaría dolor en otras partes del cuerpo como lumbares, cervical entre otras.

Fuente: tupisadamagicfeet.blogspot

El pie es el primer anillo de las cadenas cinéticas, es por si, la unidad que estabiliza el resto del cuerpo durante la marcha mediante el contacto con el suelo, exponiendo su capacidad de adaptarse y flexibilizarse.

Convirtiendo a los pies en el primer transmisor y receptor de tensiones, compresiones e impactos. Por lo que representan, la única base de sustentación de nuestro cuerpo.

Una pisada apropiada permitirá que el peso del cuerpo estará equilibrado de manera perfecta y uniforme en nuestro apoyo plantar. La calidad de vida mejora sustancialmente al tener una buena manera de caminar.

Así como, ayuda la utilización de calzado que sean cómodos y adecuado, asistir al podólogo con regularidad para evitar lesiones

Mejora tu postura corporal de esta manera

  • Fortalecimiento muscular y ejercicios. Ayuda a dar mayor movilidad, equilibrio, fuerza y, además, refuerza el equilibrio, mejorando así, la postura. Uno de los ejercicios es recoger una toalla con los pies.
  • Normalizar y conocer la adecuada alineación del cuerpo.
  • Utilización de plantillas diseñadas para corregir la marcha y pisada.
  • Realizar un estudio anual de marcha y pisada. Esto permite saber y conocer cuáles son las pares del pie que reciben mayor presión al estar parados y el apoyo que tenemos al andar, alteraciones o modificaciones de la pisada y la postura.

Mantener una postura corporal correcta es complejo porque influyen diversos factores, entre los cuales se destacan la pisada y los pies.

Consulta con tu podólogo de confianza para que te asesore sobre tu tipo de pisada y pòder ofrecerte el tratamiento más adaptado a ti.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: raulromero.com, aparatosortopédicos.com, Pixabay, lopezdoriga.com, piedica.com, tupisadamagicfeet.blogspot.com.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

¿Por qué te duelen los dedos de los pies?

Muchas veces sentimos dolores en los dedos de los pies y también en el arco o talón.

Hoy quiero hablarte justo del dolor de los dedos del pie, cada uno de ellos tiene unos 28 huesos, más de 10 tendones, ligamentos y 33 articulaciones que nos ayudan a caminar y mantenernos en pie.

Si, esas articulaciones, ligamentos o músculos se desgastan o desgarran afecta nuestra calidad de vida.

Los dolores en los dedos de los pies tienen distintas causas, pueden ser caminar mucho, bailar demasiado, sedentarismo entre otros, así como uñas encarnadas o infectadas.

Por otro lado, tenemos el uso de un calzado apretado, la artritis, gota, callos o juanetes.

Fuente: Pexels

De acuerdo a un estudio en el 2016 en la revista Maturitas se descubrió que 1 de cada 4 personas mayores de 45 años de edad tienen dolores en los pies y en los dedos, afectando el equilibrio y a la movilidad.

Una de las causas más comunes de los dolores es a consecuencia del uso excesivo de la superficie en la que se apoyan los pies, además, de la estructura y la forma del pie.

Normalmente la forma y estructura se corrigen desde pequeño para evitar problemas futuros.

Sin embargo, cuando utilizamos zapatos con punta ajustada, los dedos se montan y se flexionan hacia arriba,que  es lo que se conoce como dedos en martillo, que son deformaciones del pie y solo se puede compensar con ortesis de silicona o con cirugía para una solución definitiva.

Fuente: Pexels

Recomendaciones para aliviar el dolor de los dedos de los pies:

  • Compresas frías. Aplica al menos 4 veces al día durante 15minutos, esto alivia el dolor y la inflamación.
  • Compresa caliente. Coloca una almohadilla o compresa caliente por 10 minutos y repite si es necesario.

Ahora bien, si tienes dolor andando, corriendo o permaneciendo de pie mucho tiempo, debes acudir al podólogo especialista para que te realice un diagnóstico correcto y darte el moejor tratamiento personalizado.

Si es por una uña encarnada o infectada tardará más tiempo en desaparecer el dolor, es recomendable desinfectar la zona con un producto adecuado y acudir al podólogo.

Si el dolor es por artritis, durará más tiempo en disminuir, porque a veces se intensifica y mejora y aparece nuevamente, ya que se trata de un dolor crónico.

Mi recomendación es que  siempre que sientas dolor en los dedos de los pies y no sea por algunas de las causas antes mencionadas y dura más de 7días es mejor acudir al podólogo especialista.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: aarp.org, advocareparsippanypediatrics.com, pexels.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER

Cómo evitar lesiones deportivas

Seguramente, has tenido alguna lesión al realizar ejercicio o un deporte y conoces bien el tiempo que tarda en recuperarse, eso no solo puede ocurrir en deportista, sino en cualquier persona que le guste realizar actividades físicas.

Hoy queremos proporcionar algunos consejos útiles para evitar esas lesiones o reducirlas al máximo.

Hacer ejercicios o deporte es divertido y te mantiene en forma, hay probabilidades de que puedas lesionarte y para evitarlo es recomendable:

Fuente: Pexels

  1. Realizar calentamiento previo. Antes de comenzar una actividad física hay que reparar el cuerpo y la mente. Este calentamiento previo te aportará beneficios como: mayor flexibilidad, mayor flujo de oxígeno y sangre, mayor concentración y relajación. Para realizar el calentamiento debes incluir diferentes ejercicios tanto de estiramiento como trotar y ejercicios de resistencia. Es indispensable estirar los músculos para ejercitarte, realiza estos ejercicios al menos por unos 15 minutos antes.
  2. Estiramientos. Realizar estiramientos antes y después de terminar tu rutina de ejercicios evita lesiones, ya que, la falta de flexibilidad es una de las causas de lesiones. Para ello, estira tus músculos suavemente y mantenerlos estirados aproximadamente unos 30 segundos. Al sentir la sensación de estiramiento para, para evitar dolor. Estira las pantorrillas, los cuádriceps, isquitibiales y espalda.
  3. Utiliza un equipo correcto. Comienza por elegir una buena zapatilla que se adapte a tus pies. Procura utilizar siempre una zapatilla con apoyo neutro y adeptada a tus necesidades. Utiliza protecciones para realizar deporte que pueda conllevar riesgos de caída como el ciclismo.
  4. Realiza una técnica correcta. Si al realizar la actividad física no realizas una técnica adecuada habrá más posibilidades de lesiones. Por ejemplo, si realizas ejercicio en un gimnasio busca asesoramiento con el personal para que te enseñe a utilizar los equipos de manera segura, sobre todo si se trata de pesas.
  5. Aprende a conocer tus límites. Escucha tu cuerpo y aprende a conocer cuando es oportuno detener el ejercicio. Si has tenido mucho tiempo sin ejercitarte, es importante que comiences poco a poco aumentando la intensidad de manera gradual, así evitarás lesiones como distensión muscular.Fisioterapia
  6. Enfriamiento después de realizar ejercicios o deportes. Es importante, la recuperación después del entrenamiento porque te ayudará a aumentar tu rendimiento y evitar lesiones. Realiza actividades suaves durante 16 minutos después de hacer ejercicios como los de estiramientos, aunque no se ha comprobado que reduce el dolor muscular al día siguiente, pero puede evitar lesiones posteriores.
  7. Hidratación. Durante el ejercicio se pierde mucho líquido, más cuando estás en ambientes calurosos. Repon estos líquidos durante la actividad física te ayudará a recuperarte.
  8. Nutrición. Consume alimentos adecuados después de ejercitarte para que recuperes rápidamente tu energía, las proteínas te ayudarán a reparar y reconstruir el tejido muscular dañado. Sin embargo, si consumes pocos carbohidratos te sentirás fatigado porque tu cuerpo obtendrá energía de grasas y de las proteínas al realizar la actividad física.
  9. Frío. Darte un baño frío después de realizar ejercicios pudiera ayudar a la recuperación. Sin embargo, no hay estudios que lo comprueben.
  10. Masajes. Después de cualquier actividad física frecuente es aconsejable realizar masajes en el cuerpo, estos aumentarán el flujo de sangre y el oxígeno del cuerpo, así como, la movilidad de tus músculos.
  11. Descansar. Lo recomendado es que dediques un día de descanso en la semana para que tu cuerpo se recupere del ejercicio.

Si eres de los que te gusta hacer ejercicios para mantenerte activo y el peso adecuado, debes saber que esto implica riesgo si no se hace adecuadamente o mal planificado.

Muchas personas practican ejercicio o deporte sin ser conscientes de la capacidad física que tienen, no conocen sus límites y utilizan un equipo inapropiado.

Estas malas prácticas de ejercitarnos nos ocasionan lesiones , incluso tan graves como fracturas.

La idea es que desde pequeños nos ejercitemos, sin embargo, para adultos es recomendable que optemos por un entrenamiento específico y con asesoramiento y de esta manera minimizamos los riesgos.

Se piensa que hacer deportes de contacto puede ocasionar lesiones. aunque realmente  cualquier actividad física puede ocasionar lesiones.

En el caso de las mujeres hay mayor riesgo de lesiones y esto se debe a:

  • Los altos niveles de estrógenos (menos musculatura).
  • Más debilidad articular.
  • Son propensas a la pérdida de vitamina D y calcio.
  • Pelvis más ancha.

Cuál es la manera correcta de actuar ante una lesión

  • Hacer reposo, aplicar hielo, elevación y comprensión.
  • Acudir a un podólogo y fisioterapeuta especialistas para que aplique el tratamiento adecuado.
  • Respetar el tiempo de recuperación de la lesión.e estar seguro de las buenas condiciones de tu cuerpo. Eso minimiza el riesgo de lesiones a futuro.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus amigos.

Para cualquier consulta, el equipo de Pie Vital estará encantado de resolver tus dudas en la clínica con nuestros profesionales especializados.

FUENTES: bupasalud.com, tucanaldesalud.es, pixabay.

MIS REDES SOCIALES

LINKEDIN – FACEBOOKTWITTER